¿Qué puedo hacer con los desmayos inexplicables?

El desmayo, también llamado síncope, es una pérdida repentina del conocimiento, que se produce cuando la tensión arterial desciende y no llega suficiente oxígeno al cerebro. Si se llega a desmayar o “perder el sentido”, el episodio puede durar poco tiempo, normalmente unos segundos. Hay veces en que el desmayo puede parecer una crisis. Las personas se desmayan por muchos motivos, incluyendo:

  • Ponerse de pie muy rápido
  • Agotamiento
  • Trastornos emocionales y/o estrés
  • Golpe de calor
  • Ritmos cardíacos anormales
  • Enfermedad o algunas medicaciones

Algunas causas de los desmayos no son fáciles de explicar y pueden llevar un riesgo de muerte.

 

Tenga en cuenta lo siguiente

Tanto si se desmaya una vez como si se desmaya repetidamente sin razón aparente, debe buscar asistencia médica. Si experimenta mareos, palpitaciones cardíacas o episodios de crisis, son buenos motivos para consultar a un médico.

Si el desmayo tiene una causa cardíaca

Tal como un ritmo cardíaco anormal, las opciones de tratamiento pueden incluir cambios en el estilo de vida, medicación y un marcapaso o desfibrilador automático implantable (DAI), o un procedimiento de ablación por catéter. Su médico decidirá el tratamiento en función de su estado.

Cuándo hay que solicitar consejo médico acerca de sus desmayos:

  • Si se desmaya una o varias veces sin razón aparente
  • Si se desmaya mientras hace ejercicio
  • Si tiene palpitaciones u otras irregularidades cardíacas antes o después de desmayarse
  • Si su historial familiar incluye desmayos no diagnosticados o muerte súbita cardíaca

Recopilación de datos acerca del desmayo

El diagnóstico correcto de los desmayos infrecuentes pero recurrentes se inicia con la recopilación de datos de sus propios desmayos. Su médico o equipo médico querrá conocer los datos. Conozca las diferentes enfermedades cardíacas que cubrimos aquí para ver si tiene síntomas similares, además de desmayarse, y descargue nuestro guía del paciente para hablar con su médico.

Buscar un especialista para los desmayos

Las causas de los desmayos son variadas. También lo son los médicos especialistas que podrían diagnosticar sus desmayos. Su médico puede derivarle a uno de estos especialistas para posterior evaluación:

Cardiólogo: Médico especializado en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos.

Electrofisiólogo: Cardiólogo especializado en el diagnóstico y tratamiento de los latidos cardíacos anormales, incluyendo los latidos demasiado rápidos, demasiado lentos, o los que bombean la sangre de forma ineficaz (palpitaciones).

Neurólogo: Médico especializado en el diagnóstico, tratamiento y control de los trastornos del cerebro y del sistema nervioso.

Epileptólogo: Neurólogo especializado en el diagnóstico y tratamiento de la epilepsia.

Pruebas para determinar la causa de los desmayos

Las pruebas utilizadas para determinar la causa de los desmayos pueden ser diferentes para cada persona. Si su médico sospecha que una afección cardíaca está provocando sus desmayos, se puede utilizar una o todas estas opciones de diagnóstico para obtener información acerca de su corazón. Examinando los ritmos cardíacos antes o después de un desmayo o de situaciones similares al desmayo, su médico puede identificar claramente si sus desmayos están o no relacionados con una causa cardíaca.

Algunas de las pruebas para determinar la causa incluyen:

  • Ecocardiograma: Se coloca en el pecho un dispositivo llamado transductor y se lanzan ondas de sonido que rebotan en el corazón. Esto ofrece una imagen “en movimiento” del corazón y de las válvulas cardíacas así como información acerca del bombeo del corazón.
  • Electrocardiograma (ECG): Una prueba que registra la actividad eléctrica del corazón utilizando parches con electrodos y cables conectados a ellos, que se colocan en el pecho, brazos y piernas. Los cables están conectados a un monitor que captura el ECG. La prueba dura unos minutos.
  • Electroencefalograma (EEG): Una prueba que registra la actividad de las ondas cerebrales para ayudar a determinar si y/o dónde se pueden producir crisis.
  • Estudio electrofisiológico (EF): Procedimiento que reproduce ritmos cardíacos anormales y latidos adicionales para interpretar los impulsos eléctricos del corazón y las respuestas a los latidos. Para obtener una lectura se introducen catéteres en el corazón. El procedimiento dura unas dos horas.
  • Holter externo: Prueba que utiliza un dispositivo de registro para leer la actividad eléctrica del corazón después del desmayo. Después del episodio de desmayo, la persona presiona un botón del equipo de registro para evaluar la actividad cardíaca. El equipo de registro se lleva puesto continuamente en la muñeca o alrededor de la cintura durante varios días o hasta por un mes.
  • Registro Holter: Prueba que mide y registra la actividad eléctrica del corazón utilizando parches con electrodos, colocados en el pecho de la persona. Para capturar la actividad cardíaca, los parches tienen cables unidos a ellos y conectados a un monitor portátil del tamaño de una grabadora pequeña. El registro Holter se lleva puesto continuamente durante uno o dos días.
  • Holter insertable subcutáneo: Dispositivo implantable que controla continuamente los ritmos cardíacos de forma automática o utilizando un activador del paciente. El dispositivo se implanta durante un procedimiento ambulatorio muy sencillo y puede permanecer insertado bajo la piel en la parte superior del pecho
  • Reconocimiento médico e historial médico: Un profesional médico completará un reconocimiento físico exhaustivo y formulará preguntas detalladas acerca de los síntomas y el estado de la persona.
  • Prueba de esfuerzo: Prueba realizada mientras una persona hace ejercicio para medir el funcio-namiento del corazón cuando aumenta la demanda de oxígeno del cuerpo.
  • Mesa de inclinación: Procedimiento que recrea las condiciones que pueden provocar un desmayo. Una persona se acuesta en una mesa que oscila en diversos ángulos. Mientras está en la mesa, la persona está conectada a una máquina que le permite al médico medir la respuesta de la tensión arterial, la frecuencia cardíaca y el ritmo cardíaco a los cambios de posición del cuerpo.

Vaya preparado para discutir con su médico aspectos concretos de sus desmayos. Algunas de las preguntas que podría usted formular son las siguientes:

  1. ¿ Podrían los desmayos tener relación con el corazón?
  2. ¿ Qué pruebas hacen falta para determinar por qué me desmayo? ¿Qué van a revelar las pruebas?
  3. ¿ Debería consultar con un cardiólogo para determinar la causa de los desmayos?

Si quieres conocer más sobre enfermedades cardiovasculares da clic aquí donde puedes encontrar nuestro guía del paciente.

Para consultar con tu médico, puedes guiar la conversación con el siguiente documento:

Para consultar con tu médico, puedes guiar la conversación con el siguiente documento: