Manejo de la enfermedad bradicardia

Conoce las opciones para el manejo de la enfermedad


Consulta con tu médico para tomar las mejores decisiones


Para consultar con tu médico, puedes guiar la conversación con el siguiente documento:

Para consultar con tu médico, puedes guiar la conversación con el siguiente documento:

1. Detectar


Durante la prueba de ECG, los electrodos (sensores) que pueden detectar la actividad eléctrica del corazón se ubican en tú pecho y, algunas veces en tus extremidades. Un ECG mide el tiempo y la duración de las fases eléctricas de cada latido cardíaco.

Esta es una de las principales formas para identificar si se corre riesgo de padecer arritmias malignas, es decir las que se originan en los ventrículos que son las cámaras encargadas de bombear sangre desde el corazón hacia todo el cuerpo.

Muchas veces no es posible realizar un diagnóstico previo u oportuno, pero si tú conoces algunas situaciones que pueden favorecer a que se presenten, puedes acudir de manera temprana donde tú médico tratante.

Monitor Holter: Este dispositivo de ECG portátil puede ser utilizado durante un día o más para registrar la actividad eléctrica del corazón mientras llevas a cabo tú rutina diaria. Realizar un registro de tú ECG permitirá al médico posteriormente analizar cómo se encuentra tú ritmo cardiaco, e identificar alguna anormalidad si se estuviera presentando.

Monitor de Eventos implantable: Dispositivo que se implanta debajo de la piel, en la zona del pecho. Detecta y almacena los ritmos cardíacos anormales, para que sean valorados posteriormente por el médico durante la consulta.

• De acuerdo a la consideración de su médico tratante, podrá ordenarle un ecocardiograma para evaluar cómo se encuentra el tamaño de su corazón y verificar su funcionamiento.

• Otro examen diagnóstico es la angiografía coronaria, esta permite ver cómo fluye la sangre en las arterias de su corazón; al igual que el ecocardiograma este será solicitado por tú médico si considera que es necesario.

• Un examen especial llamado estudio electrofisiológico (EEF), se hace para observar detenidamente el funcionamiento del sistema eléctrico del corazón y confirmar la presencia o no de alteraciones.

Usted puede determinar la rapidez con que late su corazón tomándose el pulso. Si identifica que el pulso es irregular o lento, consulte a médico.

Gire una mano, con la palma hacia arriba. Coloque el dedo índice y medio de su otra mano suavemente en la parte interna de la muñeca por debajo de la base del pulgar; la posición es correcta si siente el latido de su corazón. Cuente la cantidad total de latidos durante 1 minuto, o durante 30 segundos y este número multiplíquelo por dos.

El pulso también se puede encontrar en el cuello, utilizando siempre los mismos dedos y realizando el proceso de manera similar al anterior.

2. Reducir


Si tienes bradicardia, puede que seas candidato para un dispositivo cardiaco implantable llamado marcapasos.

Los marcapasos son pequeños dispositivos que se implantan por debajo de la piel y que ayudan a corregir los ritmos cardíacos lentos.

El marcapaso monitorea el ritmo del corazón continuamente, y si detecta un ritmo lento envía un pequeño impulso eléctrico indetectable al corazón para corregirlo.

La tecnología actual le permite a tú médico controlar y ajustar tú marcapaso según tú patología específica.

Si la bradicardia grave no se trata puede provocar problemas graves, estos pueden incluir desmayos y lesiones a causa de ellos, así como convulsiones o incluso la muerte.

3. Tratar


Mantener hábitos saludables puede ayudarte a prevenir enfermedades del corazón y mejorar tú calidad de vida.

  • Mantén una dieta saludable: Consume frutas y verduras, alimentos ricos en fibra, carnes magras, pescado y grasas no saturadas como aceite de oliva. Reduce el consumo de bebidas alcohólicas y que contengan cafeína..
  • Ejercítate con regularidad: Intenta realizar actividad física todos los días al menos por media hora.
  • Maneja tus niveles de estrés.
  • Evita hábitos dañinos como fumar.
  • Controla tu presión arterial de manera regular: Si tienes presión arterial alta, sigue las órdenes de tú médico y toma todos los medicamentos formulados o recetados como se te indique.
  • Controla tu colesterol: Realiza de manera regular un control de los niveles de colesterol. Consume menos alimentos con alto contenido de colesterol y, de ser necesario, toma medicamentos para bajar el nivel de colesterol de acuerdo a la indicación de tú médico.
  • Maneja el estrés: Reduce el estrés tanto como te sea posible. Practica técnicas saludables, como la relajación de los músculos, la respiración profunda y el ejercicio para manejarlo.
  • Trata la apnea del sueño y los trastornos de la tiroides: Si tienes apnea del sueño o un trastorno de la tiroides, es importante que acuda al médico para que los trate como es debido.

Los problemas médicos como el hipotiroidismo, o un desequilibrio electrolítico, o en algunas situaciones alguno de los medicamentos que esté tomando, pueden causar un ritmo cardíaco lento. Si estos problemas son la causa de la bradicardia, consulte a su médico para que este pueda tratar la patología médica o pueda ajustar o modificar la medicación.

Te recomendamos mantener una comunicación cercana con tu doctor para monitorear tu condición y revisar si los tratamientos están funcionando adecuadamente, o si presentas síntomas o efectos secundarios.

Busca ayuda en caso de presentar alguna emergencia. Ponte en contacto con tú médico de inmediato si la frecuencia cardíaca es más lenta de lo habitual, si sientes que te vas a desmayar o si notas que te falta de aire.

CONSULTA LAS DUDAS MÁS COMUNES
Comparte esta información:

Para consultar con tu médico, puedes guiar la conversación con el siguiente documento:

Para consultar con tu médico, puedes guiar la conversación con el siguiente documento:

ESCRÍBENOS


TÉRMINOS Y CONDICIONES

Cuidando tu Corazón es una iniciativa educativa diseñada para informar a las personas sobre los trastornos cardiovasculares.  Esta iniciativa es ofrecida por Medtronic.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Consulta con tu médico la información de diagnóstico y tratamiento.